dimarts, 4 d’octubre de 2011

Transcripció d'un article de Màrius Carol de " La Vanguardia" del dilluns 3 octubre. El Dr Broggi afirma, als 103 anys i amb el  cap ben clar, que un copagament de 10€, com es fa a la Seguretat Social Alemanya, es poc.


La voz de la experiencia

Màrius Carol

Moisès Broggi advierte que resulta insostenible que la sanidad no cueste nada al ciudadano
Hubo un tiempo en que la voz de los más ancianos era escuchada e incluso algunas sociedades crearon instituciones para proveerse de la experiencia de quienes más habían vivido. Sin ir tan lejos, tras la Revolución Francesa se creó el Conseil d´Anciens, que era una asamblea legislativa adoptada por la Convención termidoriana, antecedente del Senado actual. Sin embargo, los años sesenta, en su afán de romper con todo lo que sonara a pasado, acuñó la expresión do no trust anybody over thirty (no confíes en nadie mayor de treinta años) que, de alguna manera, sigue presente. A pesar de que la juventud permanece como valor absoluto, me atrevo a recomendar Sobre el camino de la vida (Ediciones B), un libro donde el eminente cirujano y humanista centenario Moisès Broggi responde a las preguntas de su nieto Carles Brasó.

Especialmente interesantes son las reflexiones sobre la sanidad de este médico de 103 años cuando los hospitales catalanes están en pie de guerra y los ciudadanos andan con la mosca tras la oreja, ante tanto recorte.

El libro empieza hablando del Estado de bienestar, sobre el que el viejo profesor explica: "Un ejemplo es la Seguridad Social, la medicina gratuita para todo el mundo, que se enfocó mal desde el principio. Franco necesitaba algo para legitimarse, y creó la Seguridad Social totalmente gratuita: todo el mundo iba al médico por cualquier cosa. Con la transición, nadie se atrevió a tocar este sistema, e incluso hoy en día no se ha cambiado nada porque los políticos saben que cualquier cambio será muy impopular. Pero se ha demostrado que cuando una cosa es totalmente gratuita se producen abusos. Además hay otro problema: cuando se instituyó la Seguridad Social era mucha la gente que trabajaba y la esperanza de vida no era tan elevada. Hoy la gente vive 80 años".

Broggi, que apunta que su longevidad podría ser habitual en un futuro cercano, entiende que las complicaciones serán aún mayores. Sobre todo porque crece más la esperanza de vida que la de encontrar trabajo.

"No puede ser que la sanidad no cueste nada. Se debe intentar hacer un sistema mixto, es decir, que la medicina sea proporcional a la renta y exista un seguro gratuito para la gente necesitada. Pero aquellos que puedan pagar, que paguen. De lo contrario, el sistema es insostenible. En Alemania, por ejemplo, donde también hay Seguridad Social, una visita al médico cuesta diez euros. Si una persona no puede pagarlos porque demuestra que no tiene recursos, entonces no los paga. Es poco, pero ya no vas al médico como si no costase nada".

El doctor Broggi apuesta también por que los médicos cobren más, porque su trabajo es de una gran responsabilidad. Recetas sensatas que no son las que figuran en la agenda política, pero que merecerían que en la Conselleria de Salut le dieran una vuelta. La voz de la experiencia
Màrius Carol
Moisès Broggi advierte que resulta insostenible que la sanidad no cueste nada al ciudadano
Hubo un tiempo en que la voz de los más ancianos era escuchada e incluso algunas sociedades crearon instituciones para proveerse de la experiencia de quienes más habían vivido. Sin ir tan lejos, tras la Revolución Francesa se creó el Conseil d´Anciens, que era una asamblea legislativa adoptada por la Convención termidoriana, antecedente del Senado actual. Sin embargo, los años sesenta, en su afán de romper con todo lo que sonara a pasado, acuñó la expresión do no trust anybody over thirty (no confíes en nadie mayor de treinta años) que, de alguna manera, sigue presente. A pesar de que la juventud permanece como valor absoluto, me atrevo a recomendar Sobre el camino de la vida (Ediciones B), un libro donde el eminente cirujano y humanista centenario Moisès Broggi responde a las preguntas de su nieto Carles Brasó.

Especialmente interesantes son las reflexiones sobre la sanidad de este médico de 103 años cuando los hospitales catalanes están en pie de guerra y los ciudadanos andan con la mosca tras la oreja, ante tanto recorte.

El libro empieza hablando del Estado de bienestar, sobre el que el viejo profesor explica: "Un ejemplo es la Seguridad Social, la medicina gratuita para todo el mundo, que se enfocó mal desde el principio. Franco necesitaba algo para legitimarse, y creó la Seguridad Social totalmente gratuita: todo el mundo iba al médico por cualquier cosa. Con la transición, nadie se atrevió a tocar este sistema, e incluso hoy en día no se ha cambiado nada porque los políticos saben que cualquier cambio será muy impopular. Pero se ha demostrado que cuando una cosa es totalmente gratuita se producen abusos. Además hay otro problema: cuando se instituyó la Seguridad Social era mucha la gente que trabajaba y la esperanza de vida no era tan elevada. Hoy la gente vive 80 años".

Broggi, que apunta que su longevidad podría ser habitual en un futuro cercano, entiende que las complicaciones serán aún mayores. Sobre todo porque crece más la esperanza de vida que la de encontrar trabajo.

"No puede ser que la sanidad no cueste nada. Se debe intentar hacer un sistema mixto, es decir, que la medicina sea proporcional a la renta y exista un seguro gratuito para la gente necesitada. Pero aquellos que puedan pagar, que paguen. De lo contrario, el sistema es insostenible. En Alemania, por ejemplo, donde también hay Seguridad Social, una visita al médico cuesta diez euros. Si una persona no puede pagarlos porque demuestra que no tiene recursos, entonces no los paga. Es poco, pero ya no vas al médico como si no costase nada".

El doctor Broggi apuesta también por que los médicos cobren más, porque su trabajo es de una gran responsabilidad. Recetas sensatas que no son las que figuran en la agenda política, pero que merecerían que en la Conselleria de Salut le dieran una vuelta.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada