dimecres, 9 de novembre de 2011

Catalana, Fiatc, ACM-RACC, Pelayo y Sanitas pujarán por comprar Agrupació Mútua

Las ofertas deben dar ventajas a los socios y mantener la marca, la fundación y la plantilla, incluidos los directivos

La dirección general de Seguros (DGS) ha seleccionado a cinco grupos para que presenten ofertas de compra por Agrupació Mútua, la aseguradora catalana intervenida desde 2009, a raíz del estallido del caso Millet. Catalana Occidente, Fiatc, ACM (Assurances du Credit Mutuel, grupo francés socio del RACC en seguros), Pelayo y Sanitas han sido los grupos seleccionados, de entre la más de una docena que han presentado ofertas preliminares por la mutua desde que se abrió el proceso de venta. Estos grupos tendrán ahora acceso a la información económica detallada de la compañía y habrán de presentar una oferta definitiva a final de mes. Estas ofertas, a juicio de Seguros, eran más ventajosas que las que han planteado grupos como Mapfre, Mutua Madrileña o la catalana Corbis, mientras otras como DKV o Mutua General de Seguros, a las que se presentó el dossier, descartaron la operación.

El proceso de venta, que dirige Sergio Gago, el administrador de Agrupació nombrado por la DGS, podría elegir un comprador, y dejar que la venta sea ratificada por la asamblea de mutualistas, antes de final de año, o bien presentar dos propuestas para que sea la propia asamblea la que tome la decisión definitiva.

Fuentes aseguradoras explicaron que el proceso de venta de Agrupació es especialmente complejo por tratarse de una mutua de seguros y no de una sociedad anónima por lo que el precio no puede ser el criterio más relevante para decidir el grupo comprador. Así, a los grupos que han presentado oferta por Agrupació se les ha pedido que presenten propuestas para dar ventajas comerciales o de servicios a los mutualistas, para mantener la red comercial y para el mantenimiento del personal. Dentro de este apartado de recursos humanos se pide a la empresa compradora que concrete incluso sus propuestas para "el mantenimiento del staff con sus actuales condiciones" y su integración "en igualdad de trato" dentro del grupo comprador. Sobre la propia mutua, se ha pedido también a los grupos ofertantes que garanticen el mantenimiento de la fundación y definan su política para mantener la marca. También se pide que los compradores acrediten su capacidad económica para materializar la compra y propongan una estructura jurídica, ya que las sociedades anónimas legalmente no pueden comprar mutualidades.

ROSA SALVADOR - Barcelona
La Vanguardia 9-11-2011

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada